Mujeres en guerra

¿Recordáis la historia que nos contaban en el instituto? En las guerras  que tan bien nos aprendimos cuando éramos adolescentes no había mujeres, los políticos deciden, los generales dirigen, y los soldados mueren, y mientras…

mujeres en guerra 2

Mientras y antes y después, las mujeres tenían que sobrevivir y conseguir que sobrevivieran los niños, los ancianos, los heridos, los animales y las cosechas y la industria que conseguía que se ganaran las batallas. Pero eso nadie nos lo contaba. Como tampoco se contaba la cantidad de prostitución, de mujeres esclavizadas para prostituirse. Ni las violadas o represaliadas por los que ganaban, o los que pasaban cerca.

¿Vosotros creéis que sin mujeres el resultado hubiese sido el mismo?

Marruecos. 1911 , Guerra del Rif

Tiempos de guerra

España intenta defender los territorios del norte de África cuando se amotinan las tribus del Rif. El gobierno manda tropas, los ricos pagan y sus hijos no van; los pobres, entre ellos mi abuelo, deben ir a luchar.

Y las mujeres… Las que se quedan sobreviven como pueden, como en todas las guerras.

  • Carmen de Angoloti, duquesa de la Victoria, embarca hacia Melilla para montar un hospital. Los médicos son militares. Las damas enfermeras, como se las conocía, no. Ni el hospital.
  • Carmen , con el respaldo de la reina Victoria Eugenia, hace entender a los militares que es un hospital de cruz roja, no un cuartel y por lo tanto, no están bajo el mandato del ejército. Las mujeres se encargan de curar, limpiar, cuidar, esas cosas que solo hacen  hacían las mujeres.

La serie Tiempos de Guerra, en 13 capítulos, tiene detrás un gran servicio de documentación, la correspondencia entre la reina y Carmen, los partes de guerra y las fotos de la época, han hecho posible saber qué y cómo ocurrió. Aunque las tramas de los capítulos son ficción, hay muchas referencias a lo que realmente acontecía, a las batallas, al número de bajas y, por supuesto, las prácticas médicas de la serie son las que hacían en aquella época,

El reparto… José Sacristán es garantía de calidad, con é, Alicia Borracherro y una productora que cada vez lo hace mejor: Bambú.  84 actores, 2.000 figurantes, 700 trajes, 25 localizaciones de exteriores y unos decorados muy trabajados.

Me gustaría entrar un día en la mente de los que preparan todo para conseguir que nos creamos que una serie así no es algo real. ¿A vosotros no?

Francia. 1914

woman at war

Las mujeres europeas empiezan a reclamar el derecho a votar.  Empieza la gran industrialización del mundo…  Y entonces un atentado en Sarajevo desata una de las guerras mas terribles. La Primera Guerra Mundial.

Los hombres se van al frente. ¿Y las mujeres?  Las mujeres sustituyen a los hombres en todos los trabajos. En todos. Sin ninguna preparación se ven obligadas a conseguir que el campo y la industria funcionen, que se fabriquen armas y ropas para el ejercito y que haya comida en las casas… y medicinas y escuelas y transportes y… mil cosas más

El documental de Netflix , Women at War 1914-1918 nos lo cuenta, con imágenes reales. Se centra en varias mujeres que destacaron, aunque nos presenta fotos y vídeos de mujeres anónimas:

  • Edith Wharton, novelista estadounidense,  llega a París. Se queda para describir lo que ve y ayudar como pueda.
  • Louise Bodin, esposa de médico,  en Bretaña. Le duele sentirse una privilegiada y ver cómo otras mujeres tienen las manos destrozadas de trabajar. Y se hace periodista para contarlo.
  • Y también lo que ocurre cuando acaba y vuelven los que no han muerto.

Mujeres sin nombre, campesinas o de ciudades,  mujeres como Mata-Hari , Rosa de Luxemburgo o Hélène Brion, que espían o intentan parar la guerra, pagan el crimen de ser mujeres.

Y cuando los hombres vuelven… Cuando ellos vuelven, ellas pierden.

Women at War es un documental de hora y media, en francés, con subtítulos en español (yo entiendo poco francés y no me ha resultado complicado de entender).

Si queréis más información sobre los avances científicos de la época de la guerra de Marruecos y de Carmen Angoloti, mirad aquí. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *