¿Has visto Merlí ya en Netflix?

Merlí no es un tipo triunfador. Es… otra cosa.

Al principio es exactamente lo contrario, en paro, desahuciado, su exmujer le dice que se va y que se tiene que hacer cargo de su hijo adolescente.  A él no le quedan más opciones que volver a casa de su madre, actriz, aunque no es lo que más le apetece y vuelve, explicando a su madre el gran favor que le hace.

Merlí
Merlí, un profesor atípico

¿Te acuerdas de tu instituto? ¿De tus profesores?¿De tus compañeros? ¿Del aburrimiento que suponía la clase con el profesor que solo quería que pasara la hora para perderos de vista?

¿Y el día que llegaba un nuevo profesor y estaba toda la clase expectante? ¿Del profesor que hizo que odiases las mates?¿Y del que te hizo enamorarte de filosofía?

Seguro que si yo me hubiese encontrado con Merlí hubiese sacado un sobresaliente pero no, llegué al cinco, por eso de que soy lista y de que si todo lo demás tiene buenas notas, no te van a poner un cero pero lo único que recuerdo de filosofía es que solo sé que no sé nada y ni siquiera sé quién lo dijo.

Merlí llega a revolucionar la clase, la clase de su hijo además.

¡Ay, pobre hijo de profesor!

Su hijo no es el más popular, ni el más listo, ni el más nada, tampoco es el más normal, al principio no se atreve ni a levantar la cabeza pero todos se enteran.

No te voy a contar cómo reaccionan que spoiler el mínimo (te estoy contando los primeros diez minutos de la serie, no te preocupes).

Series Netflix
los alumnos de Merlí

“¿Sabéis quién eran los peripatéticos? Los peripatéticos pensaban andando, así que ¡vamos! ¡Levantad el culo de las sillas! Vamos, vamos.”

Y les hace levantarse, mientras se miran los unos y los otros y piensan que ese señor está un poco o muy loco y les lleva a la cocina del instituto y les hace dar vueltas a la mesa, mientras les explica y sobre todo, mientras les hace pensar.

Y va ganándose el amor de sus alumnos, el odio de parte del profesorado y el amor de la otra parte. Nadie es indiferente.

Además de un profesor atípico, te vas a encontrar con un puñado de estudiantes con problemas cotidianos… o no, son chavales corrientes con problemas corrientes.

Si me preguntas si la pueden ver tus hijos, pues te diría que para niños no es, para preadolescentes a lo mejor tampoco, pero sí para 14 años, de todas maneras, yo creo que si la ves con ellos y vas comentando lo que te parece bien y lo que te parece mal, puedes rebajar la edad  bastante.

Cada capítulo tiene un filósofo protagonista y la trama tiene que ver con la corriente  que predica: peripatéticos,  Shopenhauer, …

Imprescindible ver el capítulo cuatro de la segunda temporada. La madre de Merlí le tiene preparada una gran sorpresa.

Ana María Barbany merece un premio gordo por la escena, bueno en realidad por toda la serie.

Merlí está rodada en catalán, con subtítulos en catalán y castellano y doblada al castellano. Pablo y yo la hemos visto en catalán, no es que lo sepamos, pero es fácil y vamos aprendiendo.

¡¡Aprovechad las series Netflix para enseñar idiomas!!

Imágenes | Netflix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *