Los Obama aterrizan en Netflix

Pues sinceramente y yo que me alegro de que Michelle y Barack Obama aterricen en Netflix como todo parece indicar que van a hacer más pronto que tarde aunque aún no haya absolutamente nada confirmado.

Obama en Netflix

La pareja más mediática, el ex presidente del país más poderoso del mundo y su esposa, la mejor primera dama de todos los tiempos, por encima incluso de Jackie Onassis puede que den el salto a la televisión con un programa propio en Netflix.

Las negociaciones según dicen los que saben (o que parece que saben) van avanzadas entre ellos y Netflix aunque aún no se sabe absolutamente nada de lo que los Obama quieren hacer en esta nueva etapa televisiva.

Es cierto que las veces que han pisado un plató, que les han hecho una entrevista, que han hecho un cameo en una película o que han participado en un programa infantil, lo han bordado.

Comunican mejor que nadie, se llevan bien con la cámara, son desenfadados y a la vez proyectan confianza, no se les puede pedir más.

Netflix, la nueva Casa Blanca

Digo yo que cuando eres presidente del gobierno del país más poderoso del mundo, lo de dejar de serlo tiene que ser duro.

Así que para alguien como Barak Obama con tanto que decir aún en el panorama político mundial ¿qué puede suplir un púlpito como la Casa Blanca? ¡Netflix!

No se me ocurre mejor jugada para volver en un futuro a su antigua casa aunque puestos a soñar, podría ser que fuera ella la candidata y él el marido de la presidenta. No sería ni tan extraño ni tan peregrino.

El caso es que según The New York Times, que ha sido el medio que ha destapado esta relación entre los Obama y Netflix, puede ser que estén pensando en producir un nuevo show.

También puede ser que sea una especie de mesa redonda en la que se traten temas que marcaron su etapa en la presidencia de los Estados Unidos.

No se descarta que se plantee como una comparación entre su época y la actual y también está la posibilidad de que se trate de un programa basado en historias inspiradoras.

Puede ser incluso que sea Michelle quien conduzca un programa centrado en la alimentación y la nutrición. Dos de los temas en los que más se implicó cuando su marido era presidente del país.

El caso es que las posibilidades son infinitas y no hay nada confirmado, de hecho se habla de que Netflix ha ofrecido 550 millones de euros al matrimonio pero sólo es eso, rumores y posibilidades.

Rumores como que Apple y Amazon también les han tirado los tejos, lo cual no deja de ser lógico.

Lo que sí es una realidad es que el primer programa de entrevistas con el que abrió su etapa en Netflix, el más que reputado periodista David Letterman, tuvo a Barack Obama de invitado y fue un éxito de audiencia en todo el mundo, como era de esperar.

Seguro que no tendremos que esperar mucho más para enterarnos de cómo aterrizan por fin los Obama en Netflix. ¿Cuándo decís que son las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos? ¡Hagan sus apuestas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *