Hasta la reina cobra menos

Y no hay ningún motivo que justifque que hasta la propia reina cobre menos en The Crown que su esposo, siendo ella obviamente el personaje principal de la historia.

la reina cobra menos en The Crown

Pero así es y no nos ha gustado nada, por muy republicanos que seamos en esta redacción que algunas sí, lo somos.

La actriz Claire Foy, la cara de la reina de Inglaterra durante las dos temporadas que lleva la serie en Netflix, ha estado cobrando menos que su compañero, el actor Matt Smith que interpretaba a Felipe de Edimburgo.

Ella salía más en plano, ella tenía muchas más líneas de guión, ella ha estado más horas en maquillaje y peluquería antes de llegar al set y por supuesto ha estado más tiempo delante de la cámara también.

Pero resulta que él tenía más fama que ella según los productores de la serie, tras su paso por Doctor Who y eso justificaba la diferencia salarial.

Que debería tener mucha fama en Gran Bretaña porque en el resto del mundo la verdad, lo que se dice conocido tampoco es que fuera Matt Smith antes de dar vida precisamente al Príncipe Felipe de Edimburgo.

Eso es machismo

Lo podremos llamar “brecha salarial” que queda muy bien pero esto es machismo, puro y duro.

Suzanne Mackie, la directora creativa de la compañía que produce la serie reconocía que sí, que según los productores Matt Smith ganaba más por su fama como protagonista de Doctor Who pero que en un futuro “a nadie se le pagará más que a la reina”.

En un futuro, no sabemos si lejano o cercano. Lo que es evidente es que durante estas dos temporadas la diferenciación salarial ha sido clara y no se ha sustentado en nada que la justifique.

la reina cobra menos en The Crown

Ahora que para la tercera temporada ni Claire Foy ni Matt Smith van a seguir en sus papeles, porque la historia continua y los monarcas envejecen.

Y sin embargo, ahora es cuando se plantean desde la producción igualar los salarios… bueno ahora no, “en un futuro”.

Claro, es más conocido en Gran Bretaña y con eso se explica todo pero no se tiene en cuenta que tras terminar la primera temporada, Claire Foy estuvo nominada a un BAFTA, a un EMMY, a un premio del Sindicato de Actores y a un Globo de Oro. De todas esas nominaciones, el Globo de Oro y el premio del Sindicato de Actores se los llevó a su casa, los ganó.

¿Eso fue suficiente para por lo menos igualar el sueldo con su compañero de reparto a quién por cierto, no se le nominó a ninguno de esos premios (ni a otros)? Pues no, no lo fue.

Durante la segunda temporada la fama de ella era igual o superior a la de él pero los sueldos no se tocaron y eso amigas, eso es machismo.

Que estamos hablando de una producción que cuenta la vida de una mujer y que ha costado 140 millones de dólares. No hay justificación posible.

En la temporada tres serán Olivia Colman y Hugh Laurie los encargados de encarnar a la reina y a su esposo y seguro que los sueldos estarán mucho más relacionados con el trabajo en el set de cada uno de ellos, sobre todo porque muchos estarán con la lupa para ver si la reina sigue cobrando menos que el rey o se subsana la injusticia machista de la serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *