Los mundos distópicos de Altered Carbon

Ya os contamos que fuimos a conocer por dentro los entresijos de Altered Carbon, la nueva serie que ha estrenado Netflix en febrero, bueno pues ahora vengo a contaros lo que os vais a encontrar cuando os pongáis a verla, como hemos hecho en casa.

Altered Carbon

¿Estáis preparados para hablar de fundas, pilas y mats? Pues vamos a ello…

Como os contábamos hace unas semanas, gran parte de la redacción de esta web nos fuimos a conocer por dentro la industria y los laboratorios donde se almacenan, se compran y se decantan las fundas que se mueven en esta nueva realidad, en esta nueva serie, en Altered Carbon.

Nos desplazamos al año dos mil trescientos y pico y casi nada se parece a nuestra realidad actual. Casi nada salvo que quien tiene dinero tiene poder, tiene futuro y tiene unas condiciones de vida muy cómodas, en eso poco hemos cambiado la verdad.

A eso se le llama capitalismo puro y duro pero bueno, esa es otra historia que parece que nos tiene enganchadísimos a todos.

Carbono alterado

Altered Carbon Serie Netflix

Ese es el título de la serie, basada en la clásica novela negra de cyberpunk de Richard K. Morgan, por cierto mencionar esto en cada capítulo me parece un detalle elegante por parte de Netflix, la verdad.

Altered Carbon es una historia de rebeliones, de luchas, de asesinatos, de sexo, de inmortalidad, de amor incondicional y de algo que podemos llamar amor pero que no lo es, ni de lejos.

Hay dos protagonistas en un mismo cuerpo, en una misma funda, Takeshi Kovacs “vive” en el cuerpo de Joel Kinnaman aunque de vez en cuando podemos verle también en el suyo, sí esto puede confundirnos al principio, luego le vas cogiendo el punto y la cosa es más sencilla de lo que podía parecernos.

El descubrimiento de la serie ha sido la actriz Martha Higareda, que da vida a la policía íntegra, cabezona y obsesiva, la mujer enamorada y con una tremenda sensación de culpabilidad.

Y claro, tiene que haber un malo en esta historia como era de esperar. Este es malo y además cínico, es inmoral y cobarde, es fácil cogerle manía, en eso la serie nos lo pone muy sencillo que bastante complicaciones tenemos en otros aspectos de la trama.

James Purefoy representa la inmoralidad del poder basado en el dinero, la inmoralidad de la inmortalidad cuando no se sabe qué hacer con el tiempo.

La necesidad de morir

Altered Carbon Series Netflix

Sí, puede sonar poético y muchos lo vemos con muy malos ojos pero después de ver la primera temporada de Altered Carbon y reconocer cada uno de los puntos que se van señalando en la serie, es evidente que necesitamos morir en muchos aspectos.

La serie es intensa, es adictiva, está compensada en cuanto a diálogos cargados de información y momentos de acción.

La serie te muestra lo que cuenta el libro e incluso, la creadora de la serie, Laeta Kalogridis, se impuso un poco de autocensura a la hora de mostrar la violencia explícita en la que el libro parece que se recrea.

Y eso que la serie no te ahorra ni secuencias cargadas de sexo ni momentos de violencia explícita, tanto física como verbal.

No, no es una serie para niños aunque ya sabéis mi tendencia a hablar con los adolescentes que hay en casa sobre lo que nos muestran productos como este.

No es una serie amable, no es una serie blanca, no es una serie de final feliz aunque sí sea de buen final pero sí es una serie para ver con atención, para vernos reflejados en algunos comportamientos y en algunos personajes. Quizás para vernos en distintos personajes y en distintos momentos, aunque no nos guste lo que veamos y no lo queramos reconocer.

Por cierto, en nuestro primer post sobre esta serie vistéis como nos hicieron unos tatuajes que se suponen que tenían relación con la historia… aún ando buscándole la relación, algo me he perdido, lo mismo tengo que volver a verla de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *